Ahora que asistimos a un democratización d[/one_half_last]
el deporte y de la actividad física, muchos de los expertos se hacen algunas preguntas relacionadas con la formación de la sociedad respecto a practicar algún tipo de deporte. Más allá de intereses comerciales, tendencias sociales o modas pasajeras, está el preservar el estado de salud.

El objetivo es que bajo la premisa “exercise is medicine” , hacer deporte nos sirva para mantener, mejorar y preservar nuestro estado de salud con el paso de los años. En ningún caso debería postularse como un “alimentador de egos” ni como una “prueba vital de superhombres”. Nunca se debe de olvidar que los deportistas profesionales, son eso profesionales, por ello dedican horas a su preparación, en mayor o menor medida tienen un equipo preocupado por ellos y cuidad su alimentación, descanso, recuperación y su mejora continua en sus ejecuciones. Todo para conseguir el máximo rendimiento en el entorno competitivo.

Siendo magníficos embajadores de valores, actitudes y comportamientos, es una falacia caer en la tentación de querer emularlos en sus proezas y mucho menos superarlos, ya que ellos son “profesionales de su profesión”, el deporte. Nadie en su sano juicio emularía y querría superar a un arquitecto, un médico, un abogado o un fontanero, etc…, son profesionales y con sus errores y aciertos, poseen una vida dedicada a esa profesión. ¿Por qué nos empeñamos en querer ser profesionales del deporte si no lo somos? y más allá ¿en qué momento convertimos el ejercicio en “malo para la salud”?

Os dejamos, los extractos del magnífico artículo de Fran Chico, editor de SportLife y embajador de 59 minutos.

“Hemos pasado de ser los raros de la oficina por hacer deporte a que ahora el raro es el que no tiene entre sus aficiones el deporte.
¿Son buenas noticias entonces? Yo siempre he hecho dicho que una sociedad deportista será una sociedad más sana y más solidaria, pero hay algunos aspectos de cómo está evolucionando el deporte que me preocupan.”

“Por encima de todo, creo que un tema a vigilar es la “sobredosis” de deporte. Cada vez conozco más cosas de gente tan enganchada al deporte que olvidan que no son profesionales como Contador, Nadal o Gómez Noya. Toda su vida personal, familiar y laboral quedan marcadas por lo que exige el plan de entrenamientos. Está claro que ponerse retos (sea bajar de tres horas en maratón o ser finisher de un Ironman o de una carrera de ultrafondo) es algo fantástico para experimentar crecimiento personal a través del deporte, pero el gran triunfo es hacerlo compatible con tu vida diaria. Que las series o el doblar piscina-bici no sean a costa de no saber ni el curso en el que está tu hijo pequeño.”

Ver más: “El deporte más allá de las medallas…”

 

Y por supuesto la charla TED, de uno de los doctores de comité científico de 59 minutos, Ángel Gutierrez, “Teoría del Riesgo Permitido”

 

59 minutos es un movimiento promovido por la iniciativa TkmHub

El mundo cambia. Y nuestras experiencias vitales y laborales lo hacen con él. Por ello, un conjunto de profesionales de distintos ámbitos procedentes de empresas de éxito a nivel mundial se han unido de forma transversal para compartir sus experiencias y generar innovación y nuevos negocios.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información